€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195
€195

PARIS 7300. SI TIENEN QUE VOLAR, VUELEN,SI TIENEN QUE SOÑAR, SUEÑEN

La primera vez que llegue a París, fue en un RER llamado Jack, existían los Francos como moneda y París era la última parada del maravilloso viaje en Interrail que junto a Manuela realizamos en el Verano del 1998 por Europa.
Nos ubicamos en Arpajon, población que nos aconsejaron en algún lugar de Europa por ser más económico que París y poder llegar en Tren diariamente en un tiempo prudencial. Barato si fue, pero es lo más cerca que he estado de una comuna hippie: posit en los alimentos de la nevera y la casa a tope, por no haber, no había ni hueco donde alojarse y nuestra habitación fue una de las tiendas de campaña habilitadas en el jardín. La gente amanecía desperdigada por el jardín con las toallas a modo de manta con poca intención de ser persona hasta bien entrada la mañana.
Pero allí cada cual tenía un plan, el de Manuela y el mío estaba claro y como cada mañana durante 5 días fue descubrir aquello que llamaban París, nos gustó tanto que juramos volver.
Volvimos en el año 2000 por 48 horas, después de un viaje de 24 H en nuestra Wolkswagen , acompañados de nuestro pastor alemán, Hund, con la excusa de comernos un bocadillo y así lo hicimos. En este viaje ya me acompañaba una Nikon FM2 y un 50mm 1.8, y llevaba un año dentro del mundo de la fotografía. Aquí es dónde arranca esta colección en la que se incluyen 30 fotografías.
El título 7300 representa los días que tardamos en volver, 20 años, y cierra la colección del segundo viaje con una Nikon y 70 fotografías.
Pero París_7300 es más que todo eso, este tercer viaje fue un atrevimiento, una apuesta por vivir, por beberse la vida de un trago, de darle a la bola cuando viene y no dejarla pasar. Después de tanto ahogo, reventamos la vida, nos moríamos de ganas de vivir, de sentir que estábamos vivos. París nos dio lo que buscamos.
Y 20 años después nos acompañaban dos personas más: Abril y Yedra, mis hijas, para ellas este gran proyecto. No merecían menos después de tanto esfuerzo, por lo vivido, y por ser como son. 
Si, subimos a la Torre Eiffel, hasta el segundo nivel, pero os puedo asegurar que por nosotros y los que no pudieron, tocamos el Cielo.
Me adelanté a mi mismo por la izquierda, lo merecíamos, lo merecían, tanto miedo sacudido con tanta libertad, abrimos capullos de amapolas con los dedos, nos sobrepasó la emoción, se nos llenaron los huecos de belleza...
Si tienen que viajar, viajen, si tienen que volar, vuelen y si tienen que soñar, Sueñen. Nadie es dueño de su vida, nadie es dueño de sus sueños.
Agradecimientos
A Javier,Teresa y Daniel, Pablo y Mariella, Oscar, Tere, Candela porque no hay sueños sin soñadores. Al gran músico saxofonista conquense, de origen Optense Jesús Reneses y su  familia por hacer posible el alojamiento y ayudarnos tanto a orientarnos y que este broche sea posible. A la Familia Pavin, al distrito 19 de París, a Rue Salengro 17 2ºA, por ser nuestra morada por un mes, cuantos Paseos, baguettes, Croiassants....
A paco, el mecánico que arreglo nuestra Renault Space, después de 2 años sin solución, por un precio razonable y con 300km de rodaje llegamos y vinimos sin problemas. A Marian de Dios por lo debido, y sobre todo a María del Mar Muñoz y su equipo por hacernos llegar hasta aquí.
Y en definitiva, a los tantos que sentenciaron y no pudieron hacer nada para remediarlo y los pocos que nos abrazaron, saber que bebimos champán y nos alimentó vuestro aliento.
Pd.A los tantos, siento deciros que no queda champán, y a los pocos, saber que este regalo es vuestro. PARIS_7300

ENLACE A LA COLECCIÓN

ENLACE A LA DESCARGA DEL E-BOOK

 

© 2020 David Culebras. Todos los derechos reservados